Cuidado con el salmón noruego de cría

Una investigadora noruega, la Dra. Anne-Lise Birch Monsen de la Universidad de Bergen, afirma que el tipo de contaminantes detectados en el salmón de cría (piscifactoría) tiene un efecto negativo en el desarrollo del cerebro y está asociado con el autismo, el ADD/ADHD (trastorno de déficit de atención / con hiperactividad), y un coeficiente intelectual reducido. También puede afectar al sistema inmunológico y al metabolismo. De hecho el Departamento de Salud de Noruega ha emitido nuevas recomendaciones oficiales para mujeres en edad fértil o embarazadas, sugiriendo su limitación debido a la posible toxicidad.

En un artículo noruego se revela que los niveles de grasas omega-3 críticas se han reducido en aproximadamente un 50 % en el salmón de cría con respecto al salmón salvaje. Esto se debe a la alimentación que reciben estos peces, a base de grano principalmente.

Hay que tener en cuenta que el consumo de todas las especies criadas en piscifactorías puede acarrear problemas graves de salud. “Somos lo que comemos” y los peces también. Éstos nunca fueron destinados a comer maíz, grano, aves o carne, ni mezclas de vitaminas, antibióticos y hasta pigmentos sintéticos para compensar la falta de coloración natural de su carne debida a la dieta. Así que cuando te los comes también te estás comiendo gran parte de esos productos químicos tóxicos.

Pero además estas toxinas se acumulan en los sedimentos del fondo marino, por lo que la piscicultura industrial plantea muchas de las mismas preocupaciones ambientales existentes sobre los productos químicos asociados con el ganado de engorde y las granjas de pollos industriales. Además estos desechos que ensucian el fondo marino bajo las piscifactorías, generan bacterias que consumen oxígeno vital para los mariscos y otras criaturas marinas.

Esta información es un resumen de un artículo del Dr. Joseph Mercola, publicado en su web. Si queréis ampliar información, podéis acceder al artículo completo en el siguiente enlace:

https://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2013/07/09/farmed-salmon-dangers.aspx

(está en inglés).

1 comentario

Los comentarios están cerrados.